Blanca de Asís

Los principios teológicos de la vida comunitaria

Todo lo anteriormente expuesto es importante. Forma parte de la cotidianidad y de la teología más tradicional y sólida. El gran principio, el más básico, es el de la Trinidad. Este principio, lógicamente, no es en modo alguno especial ni exclusivo de la vida comunitaria propia de la vida consagrada. Es el principio básico de la condición comunitaria de cada cristiana y cristiano. Es un principio interior y exterior a la vez, debido a que el ser humano es constitutivamente plural en su psicología, es constitutivamente social y político, y ha sido creado, como individuo y como especie, a imagen y semejanza de un Dios que, en el relato de la creación, es Elohîm y habla en primera persona del plural (hagamos…Gen 1,26).

Ver texto completo