Ártemis Goya

No es habitual que el tema de la obra de un artista sean las monjas, sin más especificaciones. Sin embargo, Nuns (Monjas) es el título de una serie de fotografías del joven artista Oleg Dou.

Oleg Duryagin, conocido como Oleg Dou, nació en Moscú en 1983 y es un creador desde que tiene recuerdos de sí mismo. Estudió diseño en el Instituto Estatal de Acero y Aleaciones de Moscú, entre 2001 y 2006, y trabajó como diseñador de webs. Compró su primera cámara profesional en 2005, tuvo su primera exposición individual en la Galería Le Somoun de París, a los 23 años, y en 2007 fue galardonado con el International Photography Awards y el International Color Awards, premios con los que logró fama internacional. Actualmente, su trabajo se exhibe en galerías de toda Europa y de Norteamérica y está considerado como uno de los fotógrafos más prometedores de la actualidad, aunque él cree que calificarlo como fotógrafo no es del todo adecuado, ya que usa la fotografía solo como una base para su trabajo y, además, realiza pinturas y esculturas. En realidad, es un artista y, como tal, no podría vivir sin el arte.

Su obra es una sorprendente sucesión de rostros humanos seductora e inquietantemente pálidos e inexpresivos, que a veces acompaña de extraños “accesorios”. Escoge a sus modelos en largas jornadas de selección y, una vez realizados los retratos, retoca digitalmente las fotografías durante días, semanas o meses, convencido de que no existe nada imposible de hacer y de que es solo cuestión de tiempo y de tener la suficiente paciencia para completar el trabajo. Su herramienta, por tanto, es el retoque digital y el Diasec, un método especial de revelado fotográfico sobre acrílico y un compuesto de aluminio llamado dibond, materiales que une con un pegamento líquido y entre los que se encuentra la imagen. El resultado son retratos de rostros fríos, lisos, pálidos, casi irreales, con un detalle inusitado.

Ver texto completo e imágenes