(Texto traducido por Desveladas)

11 de enero de 2012

Por National Catholic Reporter

Tres años después de que su anuncio causara una mezcla de ansiedad, ira y resentimiento entre muchas hermanas, los resultados de la visita apostólica iniciada por el Vaticano a las religiosas de los Estados Unidos han sido presentados en Roma silenciosamente.

La noticia de la presentación se produjo el 9 de enero en un comunicado de prensa de la oficina de la visita en Estados Unidos[1].

Según el Catholic News Service, el jesuita Fr. Federico Lombarda, portavoz del Vaticano, confirmó el 10 de enero que la Congregación del Vaticano para la Vida Religiosa había recibido los informes y “ahora los está estudiando”.

La Hermana Kieran Foley, el enlace de comunicaciones de la oficina de la visita en Estados Unidos, dijo a NCR que su oficina hará ningún comentario sobre la presentación. Los siguientes pasos de la investigación están “enteramente en manos de la Congregación [vaticana]”, dijo.

En el comunicado de prensa, la oficina de la visita dijo que la Madre Mary Clare Millea, superiora general de las Apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús y visitadora apostólica nombrada por el Vaticano para realizar el estudio, ha entregado “recientemente” un “resumen general” de los resultados de la visita al Arzobispo Joseph Tobin, secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

Ver texto completo