Sobre el tamaño de la VR: crecimiento y desarrollo

0

Posted on by

Mercedes Navarro Puerto mc

De un tiempo a esta parte, vengo prestando atención a que en la compleja institución de instituciones que es la Vida Religiosa (o Vida Consagrada) existen dos grandes olas o movimientos que conviven contemporáneamente. La ola de quienes llevan un tiempo observando y reflexionando sobre los modos de este estilo de vida, más que sobre los qué (contenidos) y sobre la cantidad, y la ola de quienes todavía se aferran a los números, descuidando los modos o cualidad de nuestra forma de ser en el mundo y en la Iglesia. Es verdad que cualidad y cantidad no tienen por qué estar separadas, pero en algunos momentos vitales e históricos es necesario elegir dónde poner el énfasis y priorizar una sobre la otra. Para los que todavía nos observan con interés desde fuera de nuestro sistema (en Occidente el interés por la VR femenina es cada vez menor), el punto de partida de sus análisis y diagnósticos sobre nuestra decadencia suele ser el número, la cantidad de “vocaciones” y de “actividades apostólicas” (se supone que “propias”). La ideología de fondo, que conecta con nuestras preocupaciones más hondas, une número con contenido, número con interés o desinterés de otras mujeres, posibles candidatas. Parte, por tanto, de un elemento propio del actual capitalismo neoliberal y patriarcal que confunde y superpone crecimiento y desarrollo e intenta sustituir este por aquel. Para tal sistema, el desarrollo es una función numérica.

Ver texto completo

 

 

Representaciones del futuro (nuestro): el poder de la imaginación y de la palabra (1ª parte)

0

Posted on by

Mercedes Navarro Puerto mc

Jornada de Formación de la URC (Barcelona, 21 de abril de 2012)

 

  1. PREMISAS

Quiero apoyar mis palabras de esta jornada en una historia de la realidad, que, sin ser única, es sumamente significativa. Una amiga religiosa, cercana a los 70 años, que el año pasado celebró sus 50 años de profesión religiosa, ha pedido la exclaustración. Incluso sin contexto, es sumamente chocante. Cuando el contexto indica que esta religiosa sigue hablando de sí misma como tal y todos los problemas que alega son institucionales, cuando la veo tan lúcida y analítica como siempre y entiendo que su problema en la institución afecta a lo más importante de una persona y una religiosa, su dignidad, su libertad, su identidad como miembro de su propia congregación, y cuando me habla sin cesar de que no hay futuro alguien que, en un sentido, tiene el tiempo en su contra y a quien el futuro, egoístamente, no tendría que preocuparle más que como un presente extenso…, es que algo muy serio está ocurriendo.

Sobre esta base, confieso que me ha costado mucho pensar en el tema que quiero abordar aquí. Hubo días en que pensé en la falacia de hablar de futuro cuando asisto a este tipo de casos tan sangrantes. Me ha costado procesarlo y va a estar todo el tiempo en el trasfondo. Si es grave que las jóvenes y los jóvenes, tan escasos en nuestras instituciones, perciban poco o nulo futuro, mucho más lo es que esto mismo se lo planteen quienes están en la recta final de sus vidas y aman el estilo y la familia en la que la han vivido. Tengo la impresión de que la obsesión vocacional nos distrae trágicamente de los problemas y las posibilidades de nuestro presente. Personalmente no quiero permitir que el futuro sea una coartada para un presente difícil.

Lo dejo en el trasfondo, porque no voy tomar como punto de partida el análisis de la realidad para realizar un diagnóstico. De nada me sirve, por ejemplo, someter a examen la historia que he contado, pues los presupuestos de análisis falsearían los resultados. Para que se me entienda, es comparable a lo que pasa con el delirio: el delirio es un proceso mental que suele estar perfectamente montado y, en muchas ocasiones, con una lógica impecable. El problema no está en la lógica ni en la trama ni en su perfección, sino en la premisa. La premisa es el problema. El punto de partida, el punto de vista. Ahí reside la patología. Una vez que das por bueno el punto de partida estás perdido, pues no puedes romper la lógica. Para modificar esa lógica no hay más solución que cuestionar el punto de partida.

Ver texto completo

..

El mundo de las monjas y de los claustros femeninos en la Edad Moderna: perspectivas recientes y algunos retos

0

Posted on by

Ángela Atienza

Es indudable que los estudios sobre el mundo de las monjas y el mundo de los claustros femeninos conforman hoy un campo de investigación que ha contribuido en gran manera a la transformación de la historia religiosa, terminando por renovar el perfil institucional tradicional que la ha marcado durante tanto tiempo y contribuyendo a orientarla hacia la historia social y cultural. A modo de introducción apuntaré algunos elementos que contribuyan a una primera caracterización.

En primer lugar, cabe destacar que estamos ante un terreno que ofrece muchas facetas y dimensiones de investigación y una variedad notable. Se trata, sin duda, de un mundo que presenta una gran diversidad, que aparece invadido por múltiples contrastes, perceptibles en todas las dimensiones posibles de análisis. Escribía bien L. Sánchez Hernández: «Teniendo en cuenta todos los elementos que forman parte del mundo conventual, y partiendo de los testimonios de muchas profesas, no se puede considerar de manera uniforme la vida religiosa femenina de la Edad Moderna, sino que hay que partir de la complejidad que caracteriza a todo grupo humano, y de la variedad, decíamos al comienzo, de intereses e intenciones que tienen los sujetos que participan en ella. Evidentemente, si las mujeres que van al convento lo hacen animadas por diferentes motivaciones, se produce una indefectible mezcla de vivencias que giran en torno al misticismo, la frivolidad, la devoción, las visiones, la milagrería o la simple vida rutinaria, motivando, muchas veces, una visión simplista que ha englobado a las monjas dentro de una definición unilateral, todas frívolas o todas místicas, fruto de una cierta confusión conceptual». Efectivamente, la diversidad es grande. Un problema no menor tiene que ver con la propia realidad de los conventos femeninos en la España del Antiguo Régimen: estamos ante un extenso y variopinto conjunto de instituciones que permanecen sometidas a reglas diversas, desarrolladas en constituciones y normas diferentes, estamos también ante cenobios con dependencias variadas, por un lado la propiamente eclesiástica (episcopal o de la orden), por otro lado, la dependencia del patrón de turno.., éstos y otros son elementos que condicionan cualquier intento de valoración global. Y a ellos hay que añadir otras muchas facetas de diversidad en el conjunto, pese a que Trento hiciera un esfuerzo de uniformización del mundo religioso femenino sobre la base del control riguroso y de la clausura estricta. No es, por lo tanto, nada fácil la generalización en este campo de estudio, algo que además se acentúa si consideramos la amplitud del volumen de información que vamos acumulando.

Ver artículo completo

 ..

Algunas consideraciones sobre la figura de Hildegard von Bingen

0

Posted on by

Isabel Torrente Fernández

La figura de Hildegard resulta subyugante por su fuerte personalidad, volumen e importancia de su obra escrita y por su repercusión en campos que, en su tiempo, estaban vedados a las mujeres, por lo que ha sido objeto de varios estudios. Aquí se trata de profundizar en algunos aspectos de su biografía, en pasajes un tanto lacónicos y oscuros, así como en algunos expresivos silencios, ya que hay facetas de Hildegard que quizá resultaron incómodas para la jerarquía tanto laica como eclesiástica de su tiempo y puede interpretarse que sobre ellas se ha ejercido cierta censura. En este aspecto, cabe recordar que su proceso de canonización presenta algunos puntos cuanto menos problemáticos.

En definitiva, se trata también de reflexionar sobre el fenómeno Hildegard en el conjunto de la sociedad renana de la época. Considero que es posible, aunque no establecer con precisión, sí vislumbrar una transmisión de saberes en vía femenina, desde la viuda Uda, maestra de Jutta, la propia Jutta, y luego su discípula Hildegard. Por ello, comienzo por recordar algunos de los elementos de las biografías de Jutta y de Hildegard que, a mi juicio, pueden ser más expresivos.

Leer texto completo

..

En el punto de mira: una reflexión teológica, panorámica, sobre la VR femenina apostólica y la crisis europea de refugiados y emigrantes

0

Posted on by

Gracia Burgos

Una de las funciones de la teología es la de interrogar. Interrogar la realidad, interrogar las imágenes y representaciones de la divinidad, interrogar las relaciones entre las dimensiones secular y religiosa. Sin interrogantes la teología no existiría. Y una teología que no se interroga, enseguida queda obsoleta, fuera de la realidad a la que pretende servir. Esta función cuestionadora es (o puede ser) difícil de realizar y antipática de recibir. Con todo, es importante. Más aún: es ineludible.

La llamada “crisis de los refugiados” nos enfrenta a buena parte de la población mundial (no solo a Europa) con una situación sumamente complicada. Es un asunto urgente, porque está en juego la vida de muchos humanos. Es también de medio plazo, porque la urgencia abre posibilidades más lentas y pausadas a medida que se resuelve lo inmediato. Y es de largo plazo, porque dichas posibilidades (como bien muestra la historia) pueden modificar una determinada civilización hasta convertirla en otra diferente. Este tercer plano da mucho miedo.

Hay quienes se quedan en el primero o, como mucho, llegan a ver con cierta claridad el segundo. Y hay quienes ven los diferentes planos y realizan una lectura global, de amplio espectro, integrándolos en un conjunto que no es solo continuidad, ni solo causas y efectos. La percepción visionaria de estas personas puede resumirse así: las oleadas de refugiados y de emigrantes dicen que en este mundo no hay fronteras. Se colocan, así, en la línea de llegada, que es también un punto de partida, pero cualitativamente diferente. Que se están forzando las fronteras, que se derriban pese a que se vuelven a construir, que las necesidades y urgencias pueden con ellas… es algo que ocurre todos los días. Que las fronteras son artificiales, tanto si se refieren al territorio como a los grupos, las etnias, las culturas y las religiones, es una constatación diaria y tema de reflexión desde hace tiempo. En cambio, percibir que estamos ya, de hecho, en un mundo sin fronteras, aunque nos empeñemos en reconstruirlas o en crear otras más sofisticadas, es propio de personas que van y ven más allá, de gente visionaria y profética. En términos teológicos cristianos, e interpretando las Escrituras, esto se traduciría en la afirmación igualitaria de todos los humanos a partir del actor creador divino (Cf. Gen 1,26-27), o en la afirmación moral del amor a los otros, incluidos los enemigos, como primer mandamiento cristiano junto con el amor a Dios (Cf. Mc 12,31). Si lo traducimos en imágenes, ahí están las del profeta Isaías a propósito de la gran mesa a la que Yahveh convoca a todas las naciones (Cf. Is 25,6). Si acudimos a la experiencia de la VR femenina, en las órdenes y congregaciones internacionales es tanto un dato teológico, como un elemento de reflexión teológica. La experiencia no es perfecta, lo sabemos, pero es un dato constatable. Con él tenemos un pie en la tierra para seguir interrogándonos y para cuestionar la realidad actual (y la nuestra) ante esta situación.

Leer texto completo

..

1 2 3 4 5 6 7 8