Leonor Aída Concha: una monja feminista en libertad

0

Posted on by

Lucía Lagunes Huerta

cimacnoticias

3_LeonorAidaConcha_MG_5047cesarmartinezlopez

Aunque pueda parecer contrasentido, la vida religiosa no es obstáculo para ser feminista. Los principios de justicia e igualdad,  conviven en los dos ejes de vida y de militancia de esta mujer que busca también un respeto para la población femenina dentro de la Iglesia Católica.

Alejada de los estereotipos que hemos visto de las religiosas -nada que ver con el hábito, ni con hacer galletas o rompope- Leonor Aída Concha hace la revolución a sus 83 años de edad.

Su convicción por terminar con  las desigualdades y la explotación humana, es tan firme ahora como en su juventud. Sobre todo busca eliminar la explotación y desigualdad de las mujeres.

Es necia, claro que sí, necia en su convicción social, política y económica. Es una líder  que cuando encontró al feminismo encontró su “lugar en la historia”.

Nacida en la ciudad de Chihuahua en 1933, la tercera hija de un matrimonio en el que convivieron el cristianismo materno y la masonería paterna, nos recibe en su oficina ubicada frente a la estación del metro Taxqueña, un pequeño departamento donde la estancia es a la vez sala de juntas y biblioteca y cuyas paredes están adornadas con posters de diversas marchas.

El librero asoma materiales elaborados por “Mujeres para el Diálogo”, organización que fundó en el año 1979 y desde donde trabaja desde hace 37, por los Derechos Humanos de las mujeres.

Como en todas las expresiones ideológicas y políticas, el movimiento feminista mexicano se ha nutrido de cientos de mujeres que le aportan su propia visión y Leonor Aída Concha es una de las representantes históricas del feminismo mexicano. Es, sin lugar a dudas, un referente fundamental para entender el feminismo activista mexicano de este siglo.

Con los recuerdos de la infancia, Leonor Aída Concha, nos va develando las distintas visiones de los grupos católicos, las corrientes teológicas de la liberación, de la construcción de colectividad y del compromiso social, en una época de gran efervescencia social, no sólo en México sino en el continente latinoamericano.

Para comprender dónde estamos hay que conocer nuestra historia, desde lo individual y colectivo, las visiones de las piezas clave que han construido un movimiento que ha creados nuevos escenarios de libertad para las mujeres, desde todos los ámbitos.

Leer entrevista completa

Trinidad León Martín. In memoriam

0

Posted on by

Mercedes Navarro Puerto, mc

..

trini_560x280

..

Hoy, 28 de julio de 2018, a las ocho y diez de la mañana ha fallecido Trinidad León Martín, en un hospital de Granada, a la edad de sesenta y cinco años, después de luchar contra el cáncer durante más de diez. Ya descansa en el mundo pleno de la Divinidad, en la suma Libertad y en el Amor cumplido.

Nació en Órgiva (Granada) y fue mercedaria de la caridad desde muy joven. Estudió Trabajo Social durante su estancia como misionera en Argentina y Perú, y Teología en la P.U. Gregoriana de Roma, donde también se doctoró. Fue maestra de novicias en la congregación y profesora de la Facultad de Teología de Granada. Fue la primera mujer en impartir la asignatura de Misterio de Dios y, por lo tanto, una pionera en la docencia de esta materia reservada hasta entonces a los teólogos en las facultades de Teología de España y de otros países. También enseñó otras asignaturas, entre las que destaca la Mariología.

Fue miembro de la ATE desde su fundación y vocal de la primera Junta Directiva. También fue profesora de EFETA. En su trabajo como docente destacaba por su dedicación y su capacidad de acompañamiento a cada estudiante. Era muy apreciada por todos, también por el profesorado. Durante algunos años, previos a su enfermedad, investigó sobre el Misterio de Dios (Trinidad) en perspectiva de género y llegó a publicar varios artículos creativos y originales en un tema de especial dificultad. Posteriormente se dedicó más a la Mariología y a la espiritualidad. No cesó de dar conferencias, cursos, retiros, tanto dentro de la propia Congregación (hasta un mes antes de su muerte) como fuera, para religiosas y religiosos, para grupos de laicado, de jóvenes, para parroquias…

Ejerció como trabajadora social en Perú y Argentina y entre menores en un centro de la Congregación en Granada y se dedicó durante años a la formación, en todos los niveles, de un grupo de jóvenes comprometidos con la justicia. Acompañó, espiritualmente, a muchas personas.

Era una escritora nata. Escribió sobre teología, espiritualidad, vida religiosa…

Ver texto completo

..

Mujer, feminista, monja: “La Iglesia debe participar en este movimiento”

0

Posted on by

Daniel Cela

(5-3-2018) www.publico.es

5aa05101a0c79La hermana Cristina es la monja española más joven de la congregación de Santa Ana. Tiene 25 años, apoya las reivindicaciones feministas y este jueves secundará la manifestación del 8 de marzo. “Antes que monja, soy mujer”, dice. Parece sorprendida de que los medios de comunicación se sorprendan con que una mujer de la Iglesia Católica se alinee con el feminismo y alce la voz para protestar. No debería ser extraño, no soy la única monja que apoya el feminismo”, advierte, “quizá es raro porque no solemos hablar de esto en público y eso ha contribuido a dar una imagen falsa de una Iglesia homogénea y uniforme. El movimiento feminista está despertando y es importante que haya voces de dentro de la Iglesia que participen en esto. Sé que tiene más fuerza que yo lo haga públicamente”.

¿Usted es feminista? La joven hace una pausa larga y finalmente responde como quien vacía todo el aire de los pulmones: “Pero, ¿cómo no voy a ser feminista? Desde una perspectiva teológica, no sólo el hombre fue creado a imagen de Dios, también la mujer”.

Cristina Pascual nació en Monzón, provincia de Huesca, estudia Teología en el seminario y pertenece a las Hermanas de la Caridad de Santa Ana de Zaragoza. Empezó su formación como monja con apenas 20 años y ahora se encuentra en una etapa avanzada, conocida como juniorado, en la que debe profundizar en su vida religiosa. El feminismo le llega de sus estudios teológicos, pero sobre todo de haber convivido con mujeres subordinadas por la sociedad, como parte de su labor en la obra social de Santa Ana. “Mi comunidad me ha destinado a casas de acogida donde conviví con muchas mujeres que venían de una situación muy hostil: prostitutas, drogadictas, personas sin recursos, con enfermedades mentales… Cada historia era distinta, pero en todas la condición de mujer había sido un obstáculo más para ellas”, recuerda.

Ver texto completo

..

Helen Prejean, la monja de ‘Pena de Muerte’: “El Estado no debe tener el derecho a matar”

0

Posted on by

por Manuel Cuéllar

Público (23-1-2018)

Helen PrejeanLa cruzada de la hermana Helen Prejean (Baton Rouge, Luisiana, 21 de abril de 1939) contra la pena de muerte se hizo mundialmente conocida gracias a Susan Sarandon. La actriz se metió en la piel de esta monja sureña perteneciente a la orden de San José en la película ‘Dead Man Walking’ (Pena de muerte), dirigida por Tim Robbins, interpretación que le valió el Oscar en 1995. Después, el compositor Jake Heggie la convirtió también en ópera. Esta obra se presenta el viernes en el Teatro Real; su estreno ha traído a esta enérgica y admirable mujer a Madrid, que no duda en denunciar el racismo enquistado en el sistema judicial de Estados Unidos.  

La cinta mostraba las experiencias de Prejean como consejera espiritual de un convicto en el corredor de la muerte y narra la paradoja espiritual que suponía para la religiosa encontrar la redención de un ser humano que había cometido un crimen atroz al tiempo que intentaba consolar a los familiares de las víctimas que exigían venganza. La película se basó en el libro de mismo título escrito por Prejean tras sus vivencias con Patrick Sonnier y Robert Lee Willie, dos hombres condenados -en casos distintos- a la pena capital por sendos delitos de violación y asesinato en el estado de Luisiana a principios de los años 80. El libro sirvió también para que el compositor Jake Heggie escribiera su primera ópera, que se estrenó en octubre de 2000 en San Francisco y que ahora el Teatro Real presenta en España este viernes, 26 de enero.

Por este último motivo la hermana Helen Prejean se encuentra en Madrid promocionando esta ópera, Dead man walking, que ella define como “uno de los mejores vehículos artísticos para contar su mensaje”. Una necesaria mezcla de la justicia, concordia, humanidad, redención y, sobre todo, una incansable búsqueda de la verdad, caiga quien caiga y por encima de cualquier Gobierno o estamento.

Es menuda, pero está llena de energía. Una sureña que presume de tenaz y tozuda. No aparenta en absoluto los 78 años que tiene y habla con la seguridad y el aplomo que imprime haber sido testigo, en primera fila, de la muerte calculada y legal de al menos seis seres humanos. Recibe a El Asombrario en una pequeña salita decorada en tonos rojos en el coliseo madrileño.

¿De dónde saca usted la fuerza para enfrentarse a todo esto en un país como Estados Unidos? ¿No flaquea nunca?

He acompañado a seis condenados a muerte y ahora estoy con el séptimo. Se llama Manuel Ortiz y es de El Salvador. [Ortiz está acusado de asesinar a su esposa y a una amiga de esta en octubre de 1992. Lleva 24 años en la cárcel de Angola, Luisiana, esperando en el corredor de la muerte. Nueve de ellos, tratando de revertir su condena].

Leer entrevista completa

..

El arte al servicio de la predicación. «La Santa Juana» (1481-1534) Franciscana de la TOR

0

Posted on by

María Victoria Triviño, OSC

«¡Oh venturosa mujer! Juana-fc5c4

Si tus divinas hazañas

se hubieran de reducir

a poemas, no bastaran

cuantos ingenios celebra

con tanta razón España;

quédese a la devoción,

pues que las lenguas no bastan».

Con esta estrofa concluye el gran Tirso de Molina la trilogía que lleva por título «La Santa Juana». Con ella enriqueció de teatro hagiográfico español relatando en verso la historia de una mujer. El mercedario quedó embriagado al respirar el perfume de santidad que en las tierras de La Sagra y en el Imperio todo dejó a su paso Juana Vázquez, sor Juana de la Cruz, la Santa Juana. Y en verdad «no bastaran los ingenios». Tres obras de teatro inspiró a plumas tan notables como Tirso, Cañizares y Quirós. Aparte de los versos que le dedicaran, entre otros, Salas Barbadillo y Lope de Vega.

Del arte en la pastoral de esta mujer, de la copla, el poema y el auto sacramental en sus sermones trata esta comunicación.

Juana nació en Azaña (hoy Numancia de La Sagra) el día 3 de mayo de 1481. «Día de la Cruz de Mayo nació nuestra madre Santa Juana de la Cruz y tomó el hábito y murió». La Cruz fue el signo, doloroso y glorioso, de quien probó los estigmas de la Pasión, padeció persecución y enfermedades, pero también gustó altas y frecuentes experiencias místicas de oración, y fue enriquecida con dones carismáticos extraordinarios.

Fueron sus padres Catalina Gutiérrez y Juan Vázquez, cristianos viejos, labradores de buena posición. La infancia de Juana fue feliz en el hogar familiar. Y esa dichosa y jubilosa naturalidad dieron un encanto peculiar a su vida toda.

Dos veces estuvo a punto de morir, la primera siendo infante. Su madre la encomendó a Santa María de la Cruz e hizo promesa de ir a su ermita a velar una noche, llevando el peso de la niña en cera, si sanaba. Curó la niña al instante, pero no fueron tan puntuales los padres en cumplir la promesa. A los siete años perdió a su madre y quedó al cuidado de su abuela y de la tía materna Domitila, una beata con fama de gran sierva de Dios. Seguía pendiente la promesa a Santa María, y Juana pensaba tomar a su cargo el cumplimiento «Mi padre se descuida en cumplir la promesa, bueno será que me vaya yo a aquella santa casa y me quede en ella para perpetuamente, y así se descargará la conciencia de mi madre».

Ver texto completo

..

1 2 3 4 5 6 7