Victoria Howell

El 17 de julio de 1794, durante la Revolución Francesa, fueron decapitadas en la guillotina dieciséis monjas carmelitas del monasterio de Compiègne. Su historia sirvió de marco a la novela de Gertrud von Le Fort, escrita en estilo epistolar, que vio la luz en 1932 bajo el título “Die Letzte am Schafott”, en castellano La última del patíbulo o La última del cadalso.

Aunque el libro de Gertrud von Le Fort es de gran calidad literaria, no se hizo realmente famoso hasta que George Bernanos lo adaptó para el teatro con el título Dialogues des carmélites (“Diálogos de las carmelitas”). La obra dramática, estrenada en 1952, tras la muerte de su autor, sirvió a Francis Poulenc para componer la ópera Les dialogues des carmélites (“Los diálogos de las carmelitas”) y escribir, con Emmet Lavery, el libreto de la misma. La ópera se estrenó en La Scala de Milán en 1957, y tres años más tarde, en 1960, se produjo la película Le dialogue des carmélites, traducida en castellano como Diálogo de carmelitas, dirigida por Philippe Agostini y Raymond Leopold Bruckberger y protagonizada, entre otras, por Jeanne Moreau.

La historia de las carmelitas de Compiègne es, por tanto, una de las que más versiones literario-artísticas ha generado, cada una de las cuales ofrece una mirada diferente sobre el relato y sus protagonistas. Por ese motivo, Desveladas irá analizando todas ellas, en momentos diversos, empezando por La última del cadalso, la primera, cronológicamente hablando, y desencadenante de todas las demás.

Ver texto completo