Tag Archives: Música

Sister Corita, la monja que también fue artista pop y activista

0

Posted on by

Carmen López

eldiario.es 17/11/2019

La editorial Gustavo Gili publica en castellano Observar, conectar, celebrar. Las enseñanzas sobre la creatividad de Sister Corita, que recupera la figura de la peculiar artista.

Su obra no obtuvo tanto reconocimiento como la de otros creadores de arte pop y desde hace unos años la comunidad artística está trabajando para reivindicar su nombre.

Corita Kent, la monja que también fue artista pop y activista

Su primer enfrentamiento con la Iglesia Católica se produjo cuando tenía cinco años y aún no había adoptado su nombre de novicia. El profesor de catequesis de Frances Elizabeth Kent la expulsó de clase por enunciar una inocente pero molesta pregunta: «¿Es que María nunca se ríe ni regaña a su hijo?». Ese intento de humanizar a la mujer que según la Biblia gestó, parió y educó a Jesucristo define bastante bien la personalidad de la artista que 12 años más tarde se bautizaría como Sister Corita, en castellano la hermana ‘corazoncito’.

Conocida popularmente como ‘la monja pop’, la figura de Corita se ha empezado a reivindicar desde hace algunos años desde el mundo del arte para ponerla en el lugar que le corresponde. La editorial Gustavo Gili publica ahora en castellano, traducido por Darío Giménez Imirizaldu, una suerte de manual de enseñanza escrito por su alumna Jan Steward y la propia artista titulado Observar, conectar, celebrar. Las enseñanzas sobre la creatividad de Sister Corita. Un empujón más para dar luz a su persona.

Leer noticia completa:

https://www.eldiario.es/cultura/libros/Sister-Corita-monja-artista-activista_0_963804286.html

..

Monjas músicas y música de monjas en los conventos franciscanos de Toledo, siglos XVI-XVIII

0

Posted on by

Colleen R. Baade

De los veinte monasterios femeninos que se hallaban en la ciudad de Toledo a principios del siglo XVI, eran seis los que pertenecían a la orden de San Francisco y Santa Clara. La primera comunidad toledana de monjas franciscanas tuvo sus orígenes en un convento extramuros, cuya escritura fundacional data de mitades del siglo XIII; un siglo más tarde las monjas del convento de Santa María y San Damián se trasladaron a las casas que todavía ocupa el actual Monasterio de Santa Clara la Real, cuya fecha de fundación se fija en 1373. Una segunda fundación real de franciscanas, bajo la advocación de Santa Isabel de Hungría, se efectuó poco más de un siglo después, en 1477. El Monasterio de Santa Isabel de los Reyes –el que también persiste hasta nuestros días– fue seguido en 1492 por San Miguel de los Ángeles, suprimido este último en 1851. Finalmente, a principios del siglo XVI el número se completó con tres fundaciones de monasterios de franciscanas terciarias -Santa Ana (1513), San Antonio de Padua (1514) y San Juan de la Penitencia (1514)-de los que únicamente sobrevive la segunda. Para cinco de estos conventos –con excepción del convento de Santa Ana– existen pruebas de una actividad musical significativa durante la Edad Moderna[1].

Ver texto completo

[1] Fuente: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3713982

Dominique, el drama de la sor cantante

0

Posted on by

Lola Romero

Esta es la trágica y asombrosa historia de una monja que conoció la fama, a pesar de sus votos religiosos, quiso vivir su vida con la mujer que amaba, y tuvo un triste final. Es una de esas historias reales que quedan en el olvido, aun mereciendo ser recordadas siquiera por los inesperados giros en una vida de reclusión y por marcar un hito en ciertos ambientes muy cerrados. Y la historia de una canción, que consiguió millones de ventas de discos, y que aún repiten los niños en escuelas o en iglesias. Una canción que figura ya en el folclore popular ¿Quién no ha oído alguna vez la pegadiza melodía de “Dominique”?[1] He aquí la historia de su creadora.

Un frío día de octubre de 1933, Jeanne-Paule Marie Deckers, o Jeannine Deckers, nacía en la ciudad de Bruselas (Bélgica), en el seno de una familia estricta y agobiante. Ella misma calificaba su infancia de gris, y siendo muy joven se vio abocada a un compromiso matrimonial que no acababa de agradarle. Renunciando a casarse, provocó tal presión por parte de su familia que prefirió profesar como religiosa en un convento, para huir del autoritarismo familiar.

Fue en el convento de las dominicas, siendo ya la Hermana Luc-Gabriel, cuando empezó a refugiarse en la música y a crear sus propias composiciones. Unos años más tarde, la madre superiora de su congregación resolvió que su voz y sus canciones podrían reportar beneficios al convento, y la convenció para grabar un disco con la discográfica Philips, uno de los sellos más prestigiosos de la época de los años 60. Efectivamente, firmó un contrato con esa discográfica, en el que renunciaba a sus derechos como autora e intérprete, cediéndolos a partes iguales entre el editor de su disco y el convento al que pertenecía. Lo que nadie podía prever era la popularidad que alcanzaría su canción “Dominique”.

Leer texto completo

[1] https://www.youtube.com/watch?v=EO7cD6qmydo&feature=fvwrel

1 2