Teresa Díez “me fecit” o la aproximación a un misterio

0

Posted on by

Raquel Fernández Díez

María del Pilar Alonso Villar

Teresa Díez copiar“Teresa Diez me fecit”

Detrás de esta frase se oculta uno de los grandes misterios del arte español, pues ha planteado más interrogantes que respuestas el saber quién se esconde detrás de esta expresión que apareció escrita en una de las pinturas murales del convento de Santa Clara de Toro.

Se puede desprender que estamos ante la primera gran pintora de nuestro arte o al contrario, pues dada la época en que se realizaron (siglo XIV) y su coyuntura política y social, no podemos imaginar a una mujer ejecutando, contratando, etc.

Si esto pensamos que no puede ser factible, e insisto, dado el contexto sociocultural, quizás nos resulte más plausible estar ante una donante, cosa que tampoco desmerecería su papel, pues con su aportación económica y quizás estética pudo contribuir a la elaboración de uno de los programas pictóricos más importantes e interesantes de la historia del arte español.

Tal vez la propia naturaleza de este congreso pueda arrojar luz a este misterio…

Misterio que nació cuando una religiosa del convento en 1952 se encontraba limpiando en el coro y vio caer parte del encalado del muro. A esta situación de sorpresa le seguiría otra mayor cuando vio aparecer bajo el encalado unas pinturas que una vez puestas al aire constituirían el ciclo pictórico dedicado a Santa Catalina de Alejandría.

El hallazgo se complementaría años después con el ciclo de San Juan Bautista, escenas relacionadas con la vida de Cristo, Epifanía, representaciones de varios santos y una gran figuración de San Cristóbal de la que sólo se conservan sus piernas siendo en este conjunto donde aparecerá, junto a un escudo, la frase objeto de este debate: “Teresa Diez me feçit”.

De la traducción literal podemos sacar una de las primeras cuestiones a debate que colocaría a Teresa Díez como la ejecutora de la obra y una de nuestras primeras pintoras.

Leer texto completo

..

La monja que reparte un millón de hostias en Cuba

0

Posted on by

www.elconfidencial.com

(28-4-2016)

El director David Moncasi analiza las claves de su documental “Un millón de hostias” sobre las monjas que fabrican y distribuyen las obleas en la isla

la-monja-que-reparte-un-millon-de-hostias-en-cuba

Quien pensara que ya se habían contado todas las historias posibles sobre la Cuba socialista, se equivocó… He aquí las tribulaciones de trece monjas de clausura de La Habana dedicadas a una tarea tan poca típica del castrismo revolucionario como la fabricación y distribución de hostias. Cosas veredes, sí.

David Moncasi (Lleida, 1966) ha dirigido una de las cintas más pintorescas de la sección oficial de documentales del Festival de Málaga: ‘Un millón de hostias’. El periodista y cineasta, autor de una treintena de reportajes en TVE, Canal + y Cuatro, sigue los pasos de mujeres como Teresa María de la Virgen de la Caridad (apellido barroco donde los haya), de 90 años, que entró en el convento 14 años antes de que Fidel y el Che entraran triunfantes en La Habana (1959), y que amenaza con sobrevivir incluso al inmortal líder de la revolución.

“Hace 5 años, paseando por el barrio de El Vedado en La Habana, topé con un edificio inmenso que llamaba la atención. Pregunté a los vecinos y me dijeron que era un convento de clausura. A partir de ahí se activaron mis preguntas: ¿monjas de clausura? ¿En Cuba? ¿Cómo y de que viven?. Las visité y salí del convento con la idea de que tenía que intentar contar esa historia. Las monjas me dijeron que no era el momento.Tardaron 5 años en responder que si”, cuenta Moncasi en esta entrevista.

Ver texto completo

..

Para saber más sobre el documental:

http://www.tramaaudiovisual.com/un-milloacuten-de-hostias.html

..

 

Poema

0

Posted on by

Mercedes Navarro Puerto

Foto-MNP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

..
Cuando rasgues el velo
que separa mi deseo del Deseo,
cuando rompas la noche
y la vida señoree por las sombras,
cuando enciendas amores
en anónimos rostros junto a ti,
la Pascua habrá llegado.

Cuando paz suene a lucha sin violencia,
cuando “tú” sea sonido
y cante su poema con el alma,
cuando el pueblo descubra
su sitio en tu regazo
amasados los panes de hermandad
y servida la fiesta del lagar,
la Pascua habrá llegado.

Cuando amor sepa a mesa y a contacto
cuando encienda una mano
la fuerza de vivir y convivir,
cuando miren los ojos
de luz sus interiores rebosados
y espejo transparente nos devuelva
los ojos, aquellos “largamente deseados”,
la Pascua habrá llegado.

                                                (Roma, 24-3-91)

1 2 3 4 5 6 7 8