Mercedes Navarro Puerto

Foto-MNP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

..
Cuando rasgues el velo
que separa mi deseo del Deseo,
cuando rompas la noche
y la vida señoree por las sombras,
cuando enciendas amores
en anónimos rostros junto a ti,
la Pascua habrá llegado.

Cuando paz suene a lucha sin violencia,
cuando “tú” sea sonido
y cante su poema con el alma,
cuando el pueblo descubra
su sitio en tu regazo
amasados los panes de hermandad
y servida la fiesta del lagar,
la Pascua habrá llegado.

Cuando amor sepa a mesa y a contacto
cuando encienda una mano
la fuerza de vivir y convivir,
cuando miren los ojos
de luz sus interiores rebosados
y espejo transparente nos devuelva
los ojos, aquellos “largamente deseados”,
la Pascua habrá llegado.

                                                (Roma, 24-3-91)