Tag Archives: Feminismo

Razones para hacer huelga en la Iglesia (II)

0

Posted on by

Mercedes Navarro Puerto, mc

www.asociaciondeteologas.org

Las mujeres creyentes nos sumamos a la huelga del 8M y la hacemos también en la Iglesia. ¿Por qué no tendría que ser así? ¿No se distingue la Iglesia, desgraciadamente,  por ser pertinaz en su machismo, en el mantenimiento de la discriminación y las desigualdades de género, sobre la base de prácticas históricas desfasadas, interpretaciones bíblicas anacrónicas y doctrinas insostenibles, según las cuales ser diferentes a los hombres equivale para las mujeres a ser inferiores, dependientes y sometidas? A las creyentes nos urge promover cambios para conseguir la igualdad real. Si las mujeres paramos, la Iglesia se para.

Hacemos la huelga del cuidado, pues la mayor parte del trabajo de servicio en todas las áreas eclesiales recae sobre las mujeres. En las parroquias, en las congregaciones religiosas, en los centros de estudio, en las residencias de mayores y centros de personas con capacidad disminuida, en las escuelas, catequesis, actividades, obras de misericordia… son las mujeres las que limpian, dan de comer, visten, ayudan, curan, visitan, consuelan, acompañan, sostienen, brindan apoyo emocional…, además de pensar, enseñar, escribir.

Hacemos huelga laboral porque el trabajo de las mujeres en la iglesia está lejos de ser  reconocido, valorado y retribuido como lo requiere la dignidad de trabajadoras, sea cual sea su nivel y estamento. Porque en la Iglesia no existe prácticamente presencia de mujeres en los lugares de representación y toma de decisiones, negando así, en la práctica, la teoría sobre la igualdad y dignidad teológica de la mitad de la humanidad.

Hacemos huelga de consumo, para reflexionar sobre el trato de objeto que las mujeres reciben dentro de la Iglesia, especialmente cuando, directa e indirectamente, mantiene los distintos tipos de violencia sexual y de género (física, simbólica, social, intelectual…) Para reflexionar sobre el papel de consumidoras del culto, de los sacramentos, de la mayor parte de las predicaciones, escritos y doctrinas, y sobre la escandalosa ausencia e invisibilidad de mujeres como presidentas de ese culto, administradoras de sacramentos, predicadoras, escritoras, profesoras de teología, autoras de textos e intérpretes autorizadas de las Escrituras.

Hacemos huelga el 8M para decir públicamente que las creyentes estamos comprometidas cotidianamente en la construcción de un mundo mejor e inclusivo, ese mundo al que Jesús llamó el Reino, una de cuyas características es la igualdad en la que puede reconocerse la pluralidad de la diversidad.

Fuente: Asociación de Teólogas Españolas

..

Razones para hacer huelga en la Iglesia (I)

0

Posted on by

Dolores Aleixandre, rscj

www.asociaciondeteologas.org

COMPRENSIÓN EN DIFERIDO

“Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora, lo entenderás después”. Se lo dijo aquella noche Jesús a Pedro cuando se resistía a dejarse lavar los pies intuyendo, porque tonto no era,  que como entrara por ahí  iba a salir perdiendo. El Maestro no debía  sentirse con ánimos para ponerse a convencerle, lo había intentado ya muchas veces con resultados nulos. “-Vale Pedro, no vamos a seguir discutiendo. Te lavo y punto. A lo mejor activando el modo-ausencia consigo que entiendas algo de lo que llevo tanto tiempo explicándote. Somos amigos, te quiero mucho y trabajamos bien juntos, pero no hay manera de que te sacudas ese aire de superioridad, esa manía de mirar por encima del hombro a los demás y no digamos a las mujeres,  esa pretensión tonta de creerte superior,  ese dedo tieso con el que te empeñas en  imponer, dictaminar, amonestar y sentar cátedra. A lo mejor, cuando yo ya no esté cerca, caerás en la cuenta de que por ahí no vas a ninguna parte, te bajarás de tu trono de pacotilla, soltarás esa corona de cartón y empezarás a reírte  de las prebendas, los escalafones y las regalías. Te aseguro que desde abajo y con el delantal puesto, todo cambia a mejor. Y además en esta comunidad en la que vas a estar de roca, compartir delantales es una condición indispensable. Y no sigo porque se nos está echando la noche encima y además se enfría el cordero”.

Por ahí va este juego de desaparecer un día, quitarnos de en medio y dejar huecos y vacíos. Quizá favorezca una “comprensión diferida” y sirva para caer en la cuenta de que la exclusión de las mujeres en la Iglesia  no  beneficia a nadie y que la tarea del Reino no sale ganando con ella, sino que queda incompleta y distorsionada, privada de la novedad y la fecundidad de una aportación distinta. Estamos convencidas de que los grandes perdedores en este sistema son los propios hombres porque no hay peor engaño que creerse autosuficientes y superiores; no hay suerte más triste que la de ejercer la fuerza como dominio o como manipulación; no hay pérdida más empobrecedora que la de privarse de la aportación de lo di­ferente.

“Gritarán las piedras” había dicho Habacuc y  Jesús se apropió de sus palabras. Ojalá nuestra ausencia de un día sirva para que dé gritos en la Iglesia esa otra ausencia nuestra, tan crónica ya y tan muda. Porque además ese cordero del que solemos encargarnos  (vete a comprarlo, carga con él, alíñalo, ásalo, que no te quede crudo, sírvelo, friega después el horno…), está empezado a enfriarse.

Fuente: Asociación de Teólogas Españolas

..