Las piedras desechadas

0

Posted on by

María José Ferrer Echávarri

Blog “En carne viva”, de 21rs

 

El pasado lunes, 20 de octubre, Paciencia Melgar dio una rueda de prensa con una repercusión mediática impresionante[1]. La causa de tan gran interés es que su plasma sanguíneo fue utilizado para tratar a Teresa Romero, quien contrajo el ébola cuando atendía al misionero Manuel García Viejo, repatriado desde Sierra Leona, donde se infectó con el virus, y fallecido el 25 de septiembre. Melgar fue, sin duda, la estrella del día, aunque la cosa empezó en Galilea, quiero decir en Monrovia (Liberia), concretamente en el Hospital de San José, en el que esta mujer de 47 años, nacida en la isla de Annobón (Guinea Ecuatorial) y religiosa de la congregación de las Misioneras de la Inmaculada Concepción ha trabajado como enfermera once años.

Allí, atendiendo a enfermos de ébola, se contagió Paciencia prácticamente al mismo tiempo que el misionero Miguel Pajares, fallecido en Madrid el 12 de agosto, a los pocos días de haber sido repatriado. Y allí se quedó junto a otras/os compañeras/os también infectadas/os con el virus, como la congoleña Chantal Pascaline, de su misma congregación, ya que nuestro Gobierno no consideró que fueran responsabilidad suya, puesto que no tenían nacionalidad española.

El 9 de agosto, Chantal Pascaline murió y una ambulancia se llevó a Paciencia desde el Hospital de San José al de Elwa, a las afueras de Monrovia, un lugar de aislamiento para las/os desahuciadas/os del ébola en el que hay muy pocos medios materiales y humanos, pero muchas/os enfermas/os, un centro cuyos barracones no tienen ventanas, pero sí goteras, y donde el hacinamiento de pacientes y la escasez de personal hacen imposible, entre otras cosas, la necesaria higiene. Allí se enteró Paciendia de la muerte de Miguel Pajares, lo que paradójicamente le dio valor para no hundirse en la enfermedad. Allí, durante 16 días, luchó por sobrevivir, tomando multivitaminas y paracetamol, comiendo arroz con pollo, bebiendo medio litro de agua al día –no les dan más–, oliendo vómitos y heces, oyendo –y quizá profiriendo ella misma– gritos de dolor y de sed, y viendo cómo morían casi todas/os las/os enfermas/os con quienes compartía espacio y sufrimiento. Y lo logró. Fue una experiencia horrible cuyo recuerdo le quita a veces el sueño, pero a pesar de las pésimas condiciones sobrevivió al ébola y el 25 de agosto abandonó el hospital de Elwa con una sonrisa en la cara y un documento en la mano que certificaba que estaba curada.

Leer texto completo

 

[1] http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/hermana-paciencia-forma-parte-del-grupo-inmunizados-puede-ayudar-tratamiento-otros-enfermos/2818666/

http://www.rtve.es/alacarta/videos/noticias-24-horas/hermana-paciencia-cuyo-plasma-ayudado-auxiliar-ebola-dice-donaria-mas-veces/2818419/

La cara feminista de santa Teresa

0

Posted on by

Anna Flotats

Público.es

El V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús muestra la imagen más revolucionaria de la fundadora de las carmelitas descalzas.

Santa Teresa de Jesús fue probablemente la primera mujer feminista de la Iglesia Católica. En pleno siglo XVI, la fundadora de las carmelitas descalzas se despachó en diversos libros contra la desigualdad que observaba en las decisiones de la jerarquía eclesiástica. “El mundo nos tiene acorraladas”, “aunque las mujeres no somos buenas para consejo, alguna vez acertamos” o “no son tiempos de desechar ánimos fuertes, aunque sean de mujeres” son algunas de las afirmaciones que esta religiosa, doctora de la Iglesia Católica, dejó esritas en un momento en que las mujeres eran prácticamente invisibles, tanto en esta religión como en la sociedad civil.

Santa Teresa fue una mujer libre, independiente y con una fuerte determinación para emprender grandes reformas. Pero esa no es la imagen que se tiene de ella. Ni siquiera la serie que protagonizó Concha Velasco en los ochenta mostró, según los expertos, la verdadera cara de Teresa de Ávila. El V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, que se conmemora a partir del año que viene, busca precisamente actualizar su figura. “Teresa apostó por la mujer en su condición de dignidad, para ser oída y no sólo oyente”, explica a PúblicoMáximo Herraiz, ex vicario general, doctor en Teología y uno de los mayores expertos en el estudio de Teresa como mujer y escritora.

Leer texto completo

Sor Luzia Premoli, la primera mujer en el equipo de un dicasterio vaticano

0

Posted on by

Combonifem, 15-9-2014

Luzia-PremoliLa noticia es del 13 de septiembre: el Papa Francisco ha nombrado a los nuevos miembros de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Después de los nombres de cardenales, obispos y algunos religiosos está el de una religiosa: sor Luzia Premoli, superiora general de las misioneras combonianas.

Es la primera vez que una religiosa se cuenta entre los miembros de este Dicasterio, uno de los más importantes de la curia romana, con amplias competencias sobre todos los territorios de misión. Es un nombramiento bienvenido por su valor intrínseco, porque abre nuevos horizontes en el lento, aunque imprescindible, camino de las mujeres al corazón de las estructuras eclesiales.

Le deseamos a sor Luzia un buen trabajo.

Luzia Premoli, de 59 años, brasileña nacida en Linhares, vivió ocho años en Mozambique, y desde 1998 hasta 2010, en Brasil, donde ocupó el cargo de Superiora Provincial desde 2005. El nombramiento como la XII Superiora General, la primera no italiana, de la congregación comboniana tuvo lugar en 2010,  con ocasión del XIX Capítulo General, celebrado en Verona, en el que participaron 64 misioneras combonianas. Después de la primera profesión en 1983, se graduó en Psicología y llegó a Mozambique en 1989, donde durante ocho años prestó servicio en la pastoral educativa de la mujer, en la formación académica del seminario interdiocesano y en la formación de los profesores. Al mismo tiempo, desempeñó el cargo de Administradora Provincial. En 1997 volvió a Brasil como formadora en el noviciado donde, entretanto, consiguió el Máster en Psicopedagogía, especializándose en Acompañamiento.

(Traducido por Desveladas)

Fuente:

http://combonifem.it/articolo.aspx?t=N&a=6855

Palabras de agradecimiento de Ivone Gebara por la concesión del doctorado Honoris Causa por parte de la Escuela Superior de Teología de São Leopoldo (Brasil)

0

Posted on by

 

Queridos amigos y amigas:

Pensando en cómo agradecer a la Escuela Superior de Teología de São Leopoldo (EST) y a muchos de ustedes por la elección de mi nombre para recibir el título que se me ha concedido, busqué inspiración en el baúl de mis recuerdos. Viajé en la memoria por muchas situaciones del pasado, volví a ver rostros familiares y rememoré los cursos y encuentros en muchos lugares y, particularmente, en São Leopoldo. De repente e inesperadamente me vinieron a la mente las 95 tesis de Lutero. No sé bien por qué invadieron mi pensamiento. Entonces pedí ayuda a Google y en un minuto las tenía delante de los ojos. Disfruté releyendo las tesis y entonces me di cuenta de las asociaciones que me provocaban. Sin duda, una asociación no es una interpretación, sino un pretexto para reunir y desarrollar pensamientos, tal vez hasta sentimientos medio dispersos que poco a poco se van atando y construyendo significados temporales.

En 1517 el monje Martín Lutero clava en la capilla del Castillo de Wittemberg sus célebres 95 tesis contra la política de indulgencias promovida por el papa y difundida por muchos clérigos. Ustedes conocen bien esta historia. Pero estoy segura de que les está extrañando la referencia a este acontecimiento en la entrega del título de “doctora honoris causa” que esta noche se me ha concedido. Sin duda, ninguna de las 95 tesis de Lutero se refiere al feminismo, a la teologia feminista y a la dignidad de las mujeres en la Iglesia. Sin embargo, en el claroscuro de mi pensamiento intenté seguir algunas pistas que provocaban mis asociaciones libres. Y son estas asociaciones tejidas de recuerdos y emociones las que comparto con ustedes.

Comienzo con una constatación: hoy es la comunidad teológica luterana la que primero da a las teólogas feministas, especialmente de Brasil, el reconocimiento público de su trabajo a lo largo de casi cuarenta años. Con esta posición, de alguna manera, se rebela contra las prácticas de exclusión de las mujeres como sujetos de iguales derechos en la sociedad y en las Iglesias. Y esta rebelión es una forma de denuncia y al mismo tiempo un reconocimiento de la labor de las mujeres que se extiende a todas las confesiones cristianas y a muchos lugares de América Latina y del mundo.

Leer texto completo

Gritad, hermanas, gritad

0

Posted on by

Joan Chittister

(Traducido por Isabel Gómez-Acebo en su blog Cajón de ilusiones)

Ha aparecido un artículo en el NCR de Joan Chittister sobre las monjas americanas de la LCRW, que me ha parecido muy bueno para reflejar el problema de estas religiosas y de muchas mujeres católicas:

«No hace mucho tiempo en el mundo las monjas pasaban desapercibidas y cuando aparecían lo hacían de forma anónima o estereotipada. Hoy no pasa un día sin que el mundo descubra su presencia. La ironía es palpable, cuando aparecíamos como “monjas” no se nos veía y ahora que somos simplemente nosotras, todo el mundo conoce lo que hacemos. Está claro que el testimonio es, al menos, tan poderoso como los hábitos. Y las religiosas han dado claro ejemplo de contemplación, igualdad y justicia en estos últimos años.

El problema con esta forma de pensar es que las personas que se consideran adultas plenas empiezan a actuar como si lo fueran. Pero con sus consecuencias.

La próxima semana la LCRW tomará decisiones que moverán el tema de la actuación de las mujeres en una iglesia de varones, hacia delante o hacia atrás. Aunque parezca mentira en el siglo XXI el problema estriba en si las mujeres son capaces de escuchar a varios conferenciantes y continuar siendo católicas. El problema estriba en si las mujeres pueden discutir diversos puntos de vista sobre temas candentes y seguir siendo fieles católicas. El problema estriba en si las mujeres son capaces de manejar sus propias organizaciones y seguir siendo católicas. La respuesta vaticana es negativa pero en los últimos 45 años la respuesta de la LCRW a estas mismas preguntas ha sido un claro y pertinente sí.

Los hombres y las mujeres del mundo entero están viendo como se mueve la sociedad, buscan modelos para resolver los problemas, buscan guía espiritual para manejar sus frustraciones. La hermana benedictina Mary Lou Kownacki escribe en su blog Old Monk’s Journal:

“Ya hemos escuchado suficientes exhortaciones para permanecer calladas. Gritad con mil lenguas. Veo al mundo podrido por causa del silencio”, escribió Catalina de Siena. Esta cita es la que su blog medita ante la asamblea de la LCRW en Nashville, en agosto del 12 al 16».

Ver texto completo

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11