La teóloga lanza su pregón del 8-M en San Antón demandando “una Iglesia que tiene que ser liberada del machismo”

En una sociedad y en una Iglesia en la que, en algunos sectores, se nos sigue identificando con el pecado y el mal, a la vez que se nos violenta y explota, hay que recordar que “la Iglesia la sostenemos las mujeres, pero estamos ínfimamente representadas”

Nos queremos “cristianas, feministas, libres y en resistencia”

..

“La Iglesia es uno de los grandes bastiones del patriarcado”, denunció la teóloga Pepa Torres, en un extraordinario pregón previo a la celebración del 8-M en la iglesia de San Antón. “El 8-M es una jornada reivindicativa y festiva, para reivindicar el derecho al pan y a las rosas”, lanzó Pepa. Pan, para tener de qué vivir, con justicia, equidad de género, derechos sociales, igualdad, vivienda, el fin de la violencia y la pobreza contra las mujeres; y también rosas, para “reivindicar por qué vivir”, por un pleno reconocimiento, participación, inclusión, sentido, belleza y espiritualidad.

“Está el mundo ardiendo, y no son tiempos de tratar con Dios negocios de poca importancia”, denunció la teóloga, quien afirmó que vivimos “un contexto de incertidumbre y fracaso político”, que se traduce en “la imposibilidad de acuerdos ante los Presupuestos Generales del Estado, la convocatoria de nuevas elecciones y la aparición de la ultraderecha en nuestro país”.

Leer noticia completa

..